History
Icon-add-to-playlist Icon-download Icon-drawer-up
Share this ... ×
...
By ...
Embed:
Copy
300x300_8348305
itunes pic
Icon-play-large
THE MUGGS: SALA WURLITZER. 22 DE MAYO DE 2013
Time-length-icon 0m 0s
Icon-like
Publish-date-icon June 4, 2013
Icon-add-to-playlist Add to Playlist

Subscribe-itunes-badge
EPISODE DESCRIPTION

Pues sí, The Muggs por aquí otra vez. Y fue impresionante, una apisonadora. Lo que se suele decir de un grupo con músculo. O con músculos. Sudoroso y sin descanso. Arremetiendo su repertorio y brevemente el de otros. Lo suyo, y nunca caí al escuchar sus discos, sí que es herencia del nunca suficientemente recordado Rory Gallagher. Pero The Muggs se encargaron de traernos su legado y su influencia en un concierto al más puro estilo de nuestro amado irlandés con el tema “Used to Be”. De hecho, incluso en la sensación de estar alegres y cómodos sobre el escenario, recuerdan a aquel.

 

            The Muggs provienen de Detroit y tienen su historia, dura, igual que su ciudad, y que aquí no contaremos puesto que hemos hablado (que no escrito) de ella muchas veces. Se cuenta esta por su tercera o cuarta visita, ya he perdido la cuenta y puedo decir que esta última, desde aquella lejana de teloneros de The Paybacks (Danny Methric era guitarrista de ambas bandas), The Muggs han crecido mucho, mucho para bien.

 

            Lo suyo es herencia directa de Grand Funk Railroad y otros tríos de rock de los 70´s  que podáis imaginar y creo que deberíamos besar sus velludas cabezas por mantener viva esa energía primigenia que desprenden la guitarra, bajo y batería absolutamente alocados y llenos de inspiración. Digo esto porque The Muggs es grupo de desarrollos largos, que en su mayoría son atronadores (¡Dios!, creo que la sala Wurlitzer nunca había sonado tan apabullante), sin dejar respiro, buscando el éxtasis y llevar la canción hacia la extenuación a base de esa tensión y desarrollo. Y no, no, no aburre. Es imposible. Los tres, Methric con la guitarra, Denardo al bajo y Glass a la batería se conocen como si hubiesen sido paridos a la vez y los estilos de cada uno tocando dinamizan la banda. Especialmente ese animal a las baquetas, Todd Glass, que viéndole tocar parece que lanza palos al aire pero que se escuchan como martillazos en el yunque. Pero no como uno, sino como cientos. No se sabe si esos ritmos vienen de un ser humano o de algún tipo de reencarnación de Shiva.

 

            Un concierto realmente personal hasta en las referencias externas, que resultaron, bonitas unas y sorprendentes otras. Danny Methric se encargó de recordar al recientemente fallecido Ray Manzareck antes de atacar “If You Please”, canción del primer álbum de The Muggs (que preponderó bastante en su presencia setlistera), mencionando, aparte de la deuda que se tiene con él, la casualidad de que, al igual que Denardo (este por fuerza), fuese uno de los pocos músicos que tocó el piano fender rhodes como si fuese un bajo. Y así, le dedicaron una de las canciones de la noche se podría decir. También recordaron, como parte de un desarrollo instrumental, el “Help” de The Beatles que más parecía una versión de Black Sabbath con esos riffs machacones y ese cambio de melodía.

 

            ¿Temas para recordar? Bueno, no sé yo si es un concierto de temas, más bien fue para dejarse llevar por los senderos que los músicos te marcaban, aunque el “Get it On” que sonó justo antes de los bises se me quedó marcado durante unos cuantos días, algo que lleva pasándome en dos conciertos consecutivos y que siempre alegra. También ayudó el que el cancionero del concierto fuese abundante en lo que para mi es su mejor disco, el primero y homónimo, del cual cayeron entre otros, temas redondos como “Said & Done” o “Need ya Baby”. Esto ayudó y los músicos hicieron el resto para transformar un concierto largo y generoso en un breve y sonoro suspiro de satisfacción en la noche del miércoles por los madriles.

 

COMMENTS
You must be logged in to post a comment.
Help | Terms | Privacy | Partners | PRO Support
© 2015 PodOmatic, Inc.